Agromesa al 2021

La meta de la Mesa Ejecutiva Agroexportadora es duplicar los despachos de productos al 2021. Conozca algunos de los desafíos que enfrentará este ambicioso objetivo.

La costa norte del Perú, poco a poco, va tiñéndose de azul oscuro. “Hace algunos años me habría reído alguien me decía que trabajaría con arándanos,” dice Renato Nagaro, gerente agrícola de Agrovisión Perú, sorprendido ante la acogida del fruto. Pero no es el único que lo produce. Los más importantes exportadores son Camposol (US$ 93 millones el 2016, 131% más que el año anterior); Talsa (US$ 70,4 millones, 82% de crecimiento interanual); y Hortifrut-Tal SAC (US$ 39,4 millones, 317% más que el 2015). El crecimiento de este cultivo a nivel nacional ha dado zancadas de dos y tres dígitos de variación anual positiva, y el año pasado tuvo un incremento de 150% según la Asociación de Exportadores (ADEX).

“El sector agroexportador es unos de los más dinámicos de la economía peruana”, asevera José Luis Noriega, presidente de la Sociedad de Comercio Exterior del Perú (COMEX). Un aumento sostenido del valor exportado, incluso en épocas de desaceleración, aunado a cultivos de consolidación acelerada como los espárragos, las uvas y las paltas y otros que rápidamente se convierten en estrellas (como el arándano) evidencian el potencial que tiene esta actividad económicoa.

Para impulsarla, el Ministerio de Agricultura (Minagri) instaló en febrero la Mesa Ejecutiva para la Agroexportación, que se ha trazado la meta de duplicar las exportaciones al 2021. En esta instancia participan, además de miembros del sector público (Produce, Mincetur, INIA, Senasa), representantes gremiales. G de Gestión conversó con ellos para saber cuáles son los temas más urgentes a tratar.

CULTIVAR SOLUCIONES
El objetivo principal de la Mesa es casi duplicar las agroexportaciones al 2021: pasar de los US$ 5,500 millones registrados el 2016 a US$ 10,000 millones. Este monto incluye a los productos tradicionales y no tradicionales. ¿Cómo lo conseguirán?

“En coordinación con el Minagri, los gremios hemos identificado algunas problemáticas precisas para trabajar en conjunto y promover alternativas de solución que se puedan realizar en el más corto plazo”, explica Paula Carrión, gerente de Agroexportaciones de ADEX.

Unas de las aristas a trabajar es la ampliación de la frontera agrícola a nivel nacional. La Asociación de Gremios Productores del Perú (AGAP) ha identificado nueve proyectos de irrigación en siete regiones costeras que producirán 183,000 hectáreas de tierras mejoradas y 258,000 hectáreas de tierras nuevas.

“Hay proyectos que tienen que impulsarse, como la tercera etapa de Chavimochic (60,000 hectáreas nuevas, hoy en entredicho por el caso Lava Jato). También Majes Siguas, por ejemplo”, afirma Gabriel Amaro, director ejecutivo de AGAP.

El Banco Central de Reserva del Perú estimó el año pasado estimó el año pasado que, si entrará en producción Chavimochiv III, las exportaciones agroindustriales aumentarían US$ 1,200 millones al año, mientras que la cifra para Majes Siguas II es de US$ 1,390 millones.

Pero eso no es todo. Los requerimientos de infraestructura no se quedan en la de riego. También se necesitan vías de comunicación. “Olmos es un proyecto que está en medio del desierto y que tiene problemas de transitabilidad. Se tiene que construir una carretera que conecte la Panamericana Norte con el proyecto para transportar personas y carga”, refiere Amaro.

El peso de costos logísticos también resta competitividad a la industria agroexportadora y es un tema que también será tratado en la Mesa. Por ejemplo, un informe del Mincetur que evaluó la recarga para el café, el cacao, la quinua, la uva y la cebolla diagnosticó que el costo logístico para estos productos se ubica entre el 20% y el 40% del valor del producto (el de la cebolla llega al 50%).

Eso quita ventaja a los productos locales frente a los de países como Colombia y Nicaragua para el caso del café, por ejemplo. “El costo del movimiento interno del producto antes de salir es muy elevado”, afirma Carlos Posada, director ejecutivo del Instituto de Investigación y Desarrollo de Comercio Exterior de la Cámara de Comercio de Lima (CCL).

Según estimaciones, trasladar un contenedor de Ica al Callao, incluido el proceso de carga, pude tomar hasta 30 horas. “Los productores de Ica no deberían hacer ese desplazamiento cuando tienen el puerto de Pisco al lado, que ya se concesionó pero que necesita un desarrollo de infraestructura y atraer a navieras para exportar directamente o a través de cabotaje”, explica Amaro.

Si bien hay optimismo, de acuerdo con los representantes gremiales entrevistados, existen preocupaciones sobre la capacidad de la Mesa para articular a otros organismos que puedan impulsar este tipo de proyectos.

FRENTE EXTERNO
Al sector agroexportador, de nada le sirven los tratados de libre comercio si no cuenta con protocolos fitosanitarios en los mercados de destino. Es decir, de los permisos que requieren los productos frescos y que se gestionan entre las autoridades sanitarias de cada país.

“Hay una lista de protocolos fitosanitarios que el Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa) tiene en cartera. El trabajo del gremio y del sector privado, en coordinación con el Minagri, es identificar a cuáles hay que ponerles mayor énfasis para que con eso empecemos. Sabemos que el tema presupuestal y el de capacidad humana es limitado; por ello, la idea es ir por productos y mercados que realmente vayan a generar un impacto en las exportaciones”, detalla Carrión.

Entre los protocolos priorizados por ADEX, se encuentran el de la granada para China, los de la palta y el mango para Corea del Sur y los de los cítricos y los arándanos para Japón. A estos se sumarán los aportes que han jerarquizado otros gremios como COMEX, CCL y AGAP. “Senasa tiene que ampliar más su capacidad de certificación y tiene que automatizarse”, sugiere Posada.

Otro tema fundamental de la Mesa Ejecutiva para la Agroexportación se encuentra en el fortalecimeitno del Instituto Nacional de la Innovación Agraria (INIA), entidad con la que se trabajará en mejorar y diversificar cultivos. “Este mercado tiene vida propia”, afirma Gabriel Amaro. “El consumidor puede estar solicitando hoy un tipo de arándano y el próximo año migrar. Todo el desarrollo que se tiene que hacer es importante para mantener los mercados y seguir ampliándolos”.

G de Gestión – Agromesa al 2021 – Artículo Completo

Fuente: Revista G de Gestión / 16 de junio 2017
Compartir
l
La meta de la Mesa Ejecutiva Agroexportadora es duplicar los despachos de productos al 2021. Conozca algunos de los desafíos que enfrentará este ambicioso objetivo. La costa norte del Perú, poco a poco, va tiñéndose de azul oscuro. “Hace algunos años me habría reído alguien me decía que trabajaría con arándanos,” dice Renato Nagaro, gerente […]
9
Potenciar la agricultura familiar

Potenciar la agricultura familiar

El Perú es un país eminentemente agrícola, con más de 1,000 ríos y 107 cuencas hidrográficas, en climas diversos que dan vida a una actividad agrícola con un potencial inimaginable. Requiere, sin embargo, de políticas que permitan su desarrollo, como fue la hoy derogada Ley de Promoción Agraria.

leer más

Novedades

Lee nuestras novedades y entérate de todo lo que tenemos para informar

X