APEC Perú 2016: por una agroexportación sin barreras

Hoy, el Perú se complace en difundir su gastronomía a lo largo del mundo entero y ha sido elegido –por quinto año consecutivo– como el mejor destino culinario de Sudamérica por los World Travel Awards. Esto ha sido posible, entre otras cosas, gracias al diverso portafolio de insumos que crecen en sus suelos y que han inspirado nuestra cocina milenaria. La agricultura es, desde la época preínca, una de las actividades más importantes de la historia económica del Perú. Ya en 1950 representaba un 23% del PBI, con extensos latifundios en la costa y en la sierra peruana que, aunque con diferentes niveles de desarrollo, generaron empleo y bienestar para dichas regiones.

Sin embargo, el camino hacia el desarrollo agrícola en el Perú no siempre fue llano. En 1969, bajo el gobierno militar del general Juan Velasco Alvarado, se produjo la conocida reforma agraria. El gobierno central inició un intensivo proceso de expropiación de tierras que conllevó a la caída de la productividad y de la rentabilidad del campo, un descenso inminente en las agroexportaciones, aumento del desempleo, inestabilidad social y, sobre todo, desalentó la inversión privada, tanto local como extranjera. Así, no fue hasta los años 90, con el cambio de modelo económico, que se generaron nuevas condiciones que dieron inicio a la agroindustria moderna en el Perú, comenzando por la política de apertura comercial e integración al mundo. Hoy, contribuye con más de 820 mil empleos formales directos, US$ 5 mil millones de exportaciones y brinda a sus trabajadores un salario promedio mayor al mínimo.

En 2016, Perú fue sede y lideró las discusiones del Foro de Cooperación Económica del Asia–Pacífico (APEC), donde nos mostramos como una economía madura, sólida y atractiva a las inversiones. En dicho contexto, los representantes gubernamentales y empresariales del Perú, quienes durante más de dos décadas impulsaron nuestra apertura comercial, trazaron una agenda agrícola más ambiciosa alrededor de un tema crucial: la seguridad alimentaria.

En ese sentido, los consejeros empresariales –conocidos como ABAC (APEC Business Advisory Council)– encargaron un estudio sobre barreras no arancelarias (NTB) en el sector agrícola. En dicho reporte, preparado por la escuela de negocios USC Marshall de California, se resaltan la creciente aparición de reglamentos confusos, estándares arbitrarios sin sustento científico y procedimientos aduaneros lentos y costosos, como las barreras más comunes al comercio de alimentos en la región, que impactarán negativamente en la disponibilidad, precio y calidad de los alimentos si no se resuelven pronto. Así, la identificación de dichos problemas se convierte en una oportunidad, para cada economía, de mejorar estos aspectos que merman la competitividad de nuestros productos.

Asimismo, en un esfuerzo conjunto de ABAC, la Cancillería y el Ministerio de Agricultura y Riego, se organizó en Piura el Diálogo Ejecutivo sobre Seguridad Alimentaria, donde los 21 ministros del sector en la región APEC, sostuvieron un diálogo con empresarios sobre los retos y los desafíos que se avecinan. Al respecto, se resaltó que para el 2050, el mundo necesitará 40% más agua y 60% más alimentos disponibles para 9 700 millones de personas. Ante esto, los sectores público y privado se comprometieron a trabajar juntos para promover nuevas tecnologías, cerrar la brecha de infraestructura del sector, eliminar las barreras al comercio y garantizar la sostenibilidad de la industria.

Sin duda alguna, APEC ha sido una oportunidad para mostrar la solidez del Perú y, en particular, de su sector agrícola. El trabajo realizado ha permitido identificar las fortalezas y debilidades del sector, que se traducen en oportunidades de mejora en el acceso de nuestros productos a más mercados, en el fortalecimiento de la cadena logística y en la adopción de mejores prácticas internacionales.

Si se cumple con la tarea pendiente, el Perú consolidará su privilegiada posición en la exportación de espárragos, paltas y mangos; y sumará a esta lista muchos productos no tradicionales, como mandarinas y arándanos, que ya vienen avanzando a pasos agigantados. Si hay algo que dejó el APEC de manifiesto, es que Perú tiene todo el potencial para convertirse en un importante proveedor de productos agrícolas de la región.

Por: Alfonso Bustamante
Revista AGAP / 15 de enero 2017

 

Compartir
l
Hoy, el Perú se complace en difundir su gastronomía a lo largo del mundo entero y ha sido elegido –por quinto año consecutivo– como el mejor destino culinario de Sudamérica por los World Travel Awards. Esto ha sido posible, entre otras cosas, gracias al diverso portafolio de insumos que crecen en sus suelos y que […]
9
Potenciar la agricultura familiar

Potenciar la agricultura familiar

El Perú es un país eminentemente agrícola, con más de 1,000 ríos y 107 cuencas hidrográficas, en climas diversos que dan vida a una actividad agrícola con un potencial inimaginable. Requiere, sin embargo, de políticas que permitan su desarrollo, como fue la hoy derogada Ley de Promoción Agraria.

leer más

Novedades

Lee nuestras novedades y entérate de todo lo que tenemos para informar

X