Si un pequeño productor de palta obtiene menos de 12 toneladas por hectárea, probablemente no le resulte rentable el cultivo

El ingreso competitivo de los pequeños productores a las grandes cadenas de agroexportación sigue enfrentando dificultades y retos no superados. En el caso del cutlvo de palta, Omar Díaz, gerente de Westfalia Fruit Perú y Colombia, estima que se verá crecimiento entre los agricultores, pero concentrado en aquellos que demuestren eficiencia en el manejo del cultivo, con tres características principales: productividad, control de costos y buena calidad del fruto.

Perú debe tener esto en mente, sostuvo, puesto que de ello depende el futuro del sector para los productores de la sierra, ya que tendrán que competir con otros orígenes como Colombia, que termina su cosecha entre febrero y marzo con niveles importantes; España que produce cada vez más; Marruecos que también está en crecimiento; e Israel. “Entonces te vas a topar con varios orígenes en el mercado durante la temporada de palta proveniente de la sierra principalmente, y si los productores (peruanos) no son eficientes será difícil que puedan competir”, agrega.

“Pienso que la producción en la sierra seguirá creciendo, pero será diferente para un productor que produce de 15 a 18 toneladas por hectárea, que para uno que produce solo de cinco a seis toneladas. Si produce menos de 12 toneladas por hectárea, probablemente no le sea rentable el cultivo”.

Además, pidió tener atención con el tamaño de la fruta, ya que si los productores no se especializan y obtienen tamaños comerciales de las frutas, también va a ser difícil que puedan competir.

Fertilizantes y perspectiva orgánica
Omar Díaz dijo que la coyuntura de falta de fertilizantes en el mercado impacta el costo de producción y obliga a los agricultores a ser más ingeniosos y responsables para un uso eficiente.

Westfalia trabaja con productores pequeños en la sierra y busca esta efectividad logística para la compra de fetilizantes y productos diversos que se transportan hasta Cusco, un tramo largo que se hace con pequeñas unidades de transporte, lo que encarece el costo. “Pero si compras fertilizantes ya mezclados, una fórmula según el estado fenológico del cultivo y puedes comprar en un paquete y trasladar en unidades más grandes, el costo será menor”.

Finalmente, sobre las perspectivas de la producción orgánica de palta, recomendó cautela, pues el mercado no está creciendo al ritmo esperado, y no se debe creer que toda la industria va a pasar a ese esquema. “Puede ser una alternativa más, pero no podemos poner todas nuestras esperanzas en el manejo o certificación orgánica, más aun ahora que cada vez los importadores y supermercados son mucho más exigentes y verifican la palta orgánica con análisis profundos que pueden detectar pequeñas concentraciones de productos que no aplicaste y están en el suelo”.

Fuente: Agraria.pe

 

Compartir
l
El ingreso competitivo de los pequeños productores a las grandes cadenas de agroexportación sigue enfrentando dificultades y retos no superados.
9

Categorías

Novedades

Lee nuestras novedades y entérate de todo lo que tenemos para informar