Industria de máquinas clasificadoras de frutas ve con expectativa el mercado peruano

Una de las tendencias de esta industria es la clasificación de los frutos analizando no solo sus aspectos externos sino internos con tecnologías no invasivas.

Una de las nuevas tendencias en la industria alimentaria es no guiarse solamente por el lado cosmético de la fruta sino fijarse en su calidad interna en procesos altamente tecnificados, define Lucas Cámara, representante de Compac Sorting Equipment en Perú.

El vocero apunta que gracias a diversos equipos tecnológicos hoy es posible clasificar electrónicamente la fruta que las grandes agroindustriales cosechan, ya que permiten conocer aspectos internos y externos del fruto sin necesidad de maltratarlos, lo que ayuda a disponer mejor de ellos.

Este tipo de soluciones, dice, se encuentran en una etapa madura comercialmente en Chile, y se espera que poco a poco el mercado peruano siga su ejemplo. De hecho, ya empresas relevantes del sector como Agrícola Cerro Prieto y Procesadora Laran, entre otras, han instalado equipos de este tipo para una selección automatizada de las frutas. El avance es tan evidente que se ha podido prescindir de las personas para esta parte del trabajo.

“A nivel mundial tenemos presencia en Estados Unidos, y en Sudamérica nuestro principal mercado es Chile, un mercado muy maduro del que proviene la mayoría de nuestras ventas; ahí se logran proyectos de varios miles de dólares totalmente automatizados y tenemos una posición dominante. Perú está madurando mucho y empezamos a tener clientes grandes también. Y estamos abriendo el mercado de Colombia, que será complementario a la palta peruana. De hecho, en Perú estamos desarrollando un proyecto importante con Westfalia, donde estamos instalado nuestra plataforma de clasificación de defectos internos Inspectra2 (tecnología infrarroja no invasiva que ayuda, por ejemplo, a determinar la materia seca en la palta)”, detalla el ejecutivo.

Estimó en ese sentido que Compac espera cerrar el año 2018 en Perú con un crecimiento de entre 10% a 15% en vías instaladas. El rango de variación se debe a que hay muchos factores que entran en juego como la juventud del mercado y el poco conocimiento que existe sobre estas tecnologías, lo que ocasiona que muchas veces las empresas escojan soluciones económicas que limitan su crecimiento a futuro. “En otros mercados como Chile, el cliente está dispuesto a pagar un porcentaje mayor para tener realmente tecnología que marca una diferencia importante”, agrega.

Finalmente, Lucas Cámara destaca que Perú “es un mercado donde queremos estar; están plantando fruta y creciendo, con perspectivas de crecimiento y van a necesitar cómo empacarla; pasará a ser uno de los jugadores más grandes a nivel global”.

Fuente: Agraria.pe / 21 de noviembre 2018

 

Compartir
l
Una de las tendencias de esta industria es la clasificación de los frutos analizando no solo sus aspectos externos sino internos con tecnologías no invasivas. Una de las nuevas tendencias en la industria alimentaria es no guiarse solamente por el lado cosmético de la fruta sino fijarse en su calidad interna en procesos altamente tecnificados, […]

Novedades

Lee nuestras novedades y entérate de todo lo que tenemos para informar

X