Los productos biológicos como aliados de los suelos

En poco más de 30 años habrá 3 mil millones más de personas en el planeta, por lo que cultivar alimentos de calidad será cada vez más importante. En este marco, el mayor desafío para empresas como BASF es desarrollar soluciones innovadoras para que los agricultores puedan incrementar su producción de manera sustentable, es decir, protegiendo el medio ambiente, contribuyendo a la sociedad y siendo rentables.

Como respuesta a estos retos, debemos incrementar el desarrollo de soluciones que utilicen la enorme diversidad biológica que existe en el planeta para generar programas de producción seguros, eficientes y sustentables. La industria química es claramente un aliado para que los agricultores logren mayor rendimiento, mejor calidad y hagan frente a las problemáticas propias de su quehacer.

En ese sentido, entre los problemas de producción que enfrentan los agricultores están aquellos referidos al desarrollo débil de raíces, problemas de infiltración de agua, sellamientos de suelo y adecuada nutrición de sus plantas.

Desde hace varios años estamos trabajando en la búsqueda de soluciones para estos problemas y en base a los resultados de los ensayos realizados, este año lanzamos al mercado un producto biológico, que permite inocular con bacterias y que contiene cinco cepas bacterianas y microelementos que interactúan con la planta a nivel de la rizosfera de las raíces, promoviendo el crecimiento y sanidad radicular. Además, incrementa la absorción de nutrientes como nitrógeno y fosforo y el vigor de las plantas. Asimismo, genera un impacto positivo en suelos degradados o de replante y reduce la toxicidad por aluminio en suelo ácidos. Protege a las plantas contra enfermedades y genera un desarrollo equilibrado y más productivo del cultivo al que se aplica.

Por otra parte, hemos desarrollado un fertilizante y bioestimulante natural en base a extracto de Quillay concentrado, que genera un importante incremento del desarrollo de raíces en todo tipo de cultivos como frutales, hortalizas y extensivos. Sus efectos se han comprobado en decenas de ensayos que muestran una extraordinaria consistencia de resultados que se expresan en más raíces y consecuentemente en mayor desarrollo foliar en hortalizas de hoja y brásicas y también en la cantidad y calidad de la producción de frutos en hortalizas y frutales.

Adicionalmente se está trabajando en productos que ayuden a la estructuración de suelos para permitir una mejor aireación y drenaje, y también en soluciones que mejoran la infiltración de agua especialmente en frutales con problemas de sellamiento superficial.

En línea con nuestro compromiso con la promoción de una agricultura cada vez más sustentable, es importante seguir en la búsqueda de nuevas e innovadoras soluciones para el ambiente de suelo enfocándonos en aspectos de aireación, infiltración y nutrición de nuestros cultivos.

Por: Jorge Nitsche, Gerente de Innovación de la División Protección de Cultivos de BASF
PortalFrutícola.com / 09 de enero 2018

 

Compartir
l
En poco más de 30 años habrá 3 mil millones más de personas en el planeta, por lo que cultivar alimentos de calidad será cada vez más importante. En este marco, el mayor desafío para empresas como BASF es desarrollar soluciones innovadoras para que los agricultores puedan incrementar su producción de manera sustentable, es decir, […]
9
Construyamos un camino de éxito para la agricultura familiar

Construyamos un camino de éxito para la agricultura familiar

Para conocer al sector agrario peruano primero debemos estar al tanto de sus cifras: existen más de 2.2 millones de productores agrarios, de los cuales el 99.4% son personas naturales, el 63.9% se ubica en la sierra, el 83.7% posee menos de 5 hectáreas, el agro representa más del 57% de la actividad económica rural…

leer más
Nueva ley agraria: Pobre agricultura o agricultura pobre

Nueva ley agraria: Pobre agricultura o agricultura pobre

En diciembre se consumó uno de los peores actos populistas de estos tiempos: la derogatoria de la Ley 27360 – Ley de Promoción Agraria. Con ello, el Estado provocó la destrucción del clima de negocios de un sector que, durante 20 años, generó empleo, disminuyó la pobreza, aumentó la productividad agraria.

leer más

Novedades

Lee nuestras novedades y entérate de todo lo que tenemos para informar

X