Controlar la mosca de la fruta con productos biológicos es clave para no poner en peligro la exportación de mango

Especialista sostuvo que productos como Ceratrap, una proteína hidrolizada, que cuenta con certificación orgánica, son más eficaces con trampeo masivo, permitiendo capturar a las moscas -en sus dos tipos- en etapas juveniles, deteniendo su ciclo de reproducción.

Entre los múltiples cuidados que hay que tener con los frutales, uno de los principales es la lucha contra las plagas. Y entre ellas, la mosca de la fruta está entre los principales dolores de cabeza de los productores.

Ramón Sánchez, delegado de Bioibérica para los países del Cono Sur (Perú, Chile, Argentina y Uruguay), sostiene que una propuesta eficaz en tiempos actuales es el trampeo masivo con productos biológicos, un concepto que viene de España donde se le empezó a utilizar como alternativa al ver que cada vez era más difícil controlar la mosca con productos químicos que en ocasiones llegaban hasta las 15 aplicaciones.

“No es concebible que se hagan más de tres aplicaciones químicas para una plaga. Eso está condenado al fracaso en el futuro por resistencia, por residuos, por conflictos de sostenibilidad. Cuando un cultivo por presión de plaga está sometido a más de tres tratamientos hay que pensar en otra estrategia”, explica.

En esa búsqueda, es que se empezó a utilizar un producto como Ceratrap, que ha demostrado su eficacia hace 15 años en España y que en Perú se encuentra desde hace cuatro años. Se trata de una proteína hidrolizada que tiene la propiedad de atraer a las dos variedades de la mosca de la fruta (Ceratitis capitata y Complejo Anastrepha spp.), especialmente en sus estados juveniles.

Esta última característica es particularmente importante, refiere, porque, si bien se puede cazar a la mosca a cualquier edad, lo fundamental es romper sus ciclos, para lo cual un atrayente alimenticio como Ceratrap es ideal, ya que atrae al insecto en esta etapa (4 o 5 primeros días de vida, lo que se tarda en convertirse en adulta), impidiendo que se reproduzca.

La posibilidad de atrapar los dos tipos de mosca también es algo relevante. Sánchez sostiene en ese sentido que si bien la Ceratitis capitata es cosmopolita, es decir, se puede encontrar en cuatro distintos continentes, el Complejo Anastrepha spp. solo existe en zonas subtropicales como el continente americano.

“De tal manera que Europa, Asia, no lo tienen. Los comerciantes de Europa ponen muchas limitaciones a la entrada de especies que no tienen en su país y pasan a ser especies de control cuarentenario, con supervisión especial. Por ello, si aparece el Complejo Anastrepha spp. en destino, en Europa, se puede perder el rango de exportación, cerrando la puerta de productos como el mango en ese mercado importante”, dice.

Su propuesta es utilizar entre 60 a 65 trampas por hectárea con Ceratrap (se puede llegar hasta un máximo de 120 por hectárea), que es muy atrayente para el insecto y es respetuoso con el ambiente ya que cuenta con certificación orgánica. Además, a diferencia de otros productos, no tiene que reponerse semanalmente, lo que quita efectividad al trampeo. Con este producto, que en nuestro país distribuye Farmex, basta con colocar una sola vez (500 mililitros por trampa) para que cuatro meses se mantenga intacta su capacidad de atracción. Su capacidad es tal que incluso en seco sigue atrayendo a la mosca.

Hoy Ceratrap, producto surgido en España, se distribuye en prácticamente todo el continente americano, incluyendo México, Costa Rica, Honduras, Panamá, República Dominicana, Brasil, Uruguay, Argentina, Nicaragua y Perú. En otras latitudes también se le puede encontrar en puntos como Kenia, Sudáfrica, Marruecos, Argelia, Túnez, Egipto, Israel, Arabia Saudí, Australia e Italia.

Ramón Sánchez, que visitó el norte de Perú gracias a Farmex, destaca que la marca se encuentra ahora en proceso de consolidación de la idea del trampeo masivo entre los agricultores, puesto que los tres años previos fueron de información para los agentes del mercado. Lo que ha visto en el país le hace pensar en un panorama muy auspicio para la agroindustria nacional.

“La producción agrícola está sometida a barreras en la exportación, eso no debe asustarnos. Perú sigue los pasos de una potencia agrícola como España. Estamos habituados a cumplir los protocolos para que la fruta sea 100% sana para exportar. Los productos biológicos como Ceratrap están dando la batalla para dar de comer y vender productos sanos que en definitiva sean más ricos y reconocidos, un factor importante para le economía del Perú”, concluye.

Fuente: Agraria.pe / 14 de Noviembre 2019

Compartir
l
Especialista sostuvo que productos como Ceratrap, una proteína hidrolizada, que cuenta con certificación orgánica, son más eficaces con trampeo masivo, permitiendo capturar a las moscas -en sus dos tipos- en etapas juveniles, deteniendo su ciclo de reproducción. Entre los múltiples cuidados que hay que tener con los frutales, uno de los principales es la lucha […]

Novedades

Lee nuestras novedades y entérate de todo lo que tenemos para informar

X